Configuración estándar para una PC de oficina.

Configuración estándar para una PC de oficina.

Hoy día la configuración de una PC varía grandemente dependiendo del uso deseado: navegación, ofimática, juego, multimedia, etc. Acá nos limitaremos a recomendar la configuración básica de una en el 2017. Siempre será mejor una caja espaciosa con capacidad a futuras ampliaciones con fuente de alimentación superior a los 550 W con capacidad para alimentación a tarjeta gráfica. El procesador Intel i3 6100 es una excelente opción con dos núcleos que permiten overclocking. Las memorias marca Kingston son de gran rendimiento y confiabilidad, recomendamos la Kingston Fury. De acuerdo al presupuesto incluir una tarjeta gráfica GTX 950 aumentara grandemente la capacidad de la PC. Los monitores de 19 pulgadas hacen el equipo más versátil al uso gráfico, manteniéndose en gama baja.